SEO o SEM, ¿qué es mejor?
5

seo y sem en google
Tiempo para aprender gratis: 5 minutos
Print Friendly, PDF & Email

El SEO es la forma que incrementas tráfico a tu sitio web sin pagar anuncios y el SEM atraes más personas a tu sitio web por medio de anuncios pagos. Ambas son importantes en tu estrategia de marketing digital para lograr más ventas. ¿Cuál es mejor?

¿Qué es SEO?

SEO son las siglas en inglés de Search Engine Optimization (optimización para motores de búsqueda). La Wikipedia lo define como «el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores».

seo en google
Resultados orgánicos al buscar en Google «zapatillas en cordoba»

¿Qué es SEM?

SEM es el acrónimo de Search Engine Marketing (mercadotecnia en motores de búsqueda). Cuando hablamos de SEM nos referimos a campañas de anuncios de pago en buscadores.

Algunos profesionales del marketing, siendo más amplio en el concepto, se refieren al SEM como a cualquier acción de Marketing dentro de los buscadores, sea de pago o no. En nuestro caso quiero que te quedes con el concepto de los anuncios pagos paro no enredarte con SEO.

Captura de anuncios pagos en Google cuando se busca «zapatillas en cordoba»

Comparativo entre SEO y SEM

Analicemos estas dos técnicas desde indicadores que son de interés en toda estrategia de marketing digital: Visibilidad, Posición del contenido, Contenido, Costo y Resultados (Conversión).

La planificación separa a los negocios que son exitosos de los que no lo son.

Planifica mejor tu negocio con nuestra plantilla para maximizar tus posibilidades de éxito descargar aquí por U$D 4

Visibilidad:

Para poder evidenciar resultados con la estrategia SEO debemos esperar meses ya que es una estrategia que funciona en el medio plazo. Google al igual que cualquier otro buscador web va a analizar varios factores hasta decidir mostrarte en los primeros lugares.

Factores que tiene en cuenta en SEO son tu trabajo y optimización constante como así, también, la forma en que las personas interactúan con el contenido.

Mientras más tiempo la persona permanezca en el sitio, lo comparta con otros en sus redes sociales y vuelva a visitar tu sitio. Google lo irá calificando de forma positiva.

En el SEM, los resultados son casi inmediatos al momento que inicias las campañas. Puedes observar que las personas hacen clic, acceden a tu web y compran por iniciativa de un anuncio pago.

En ambos casos, la experiencia del usuario en la página de destino debe ser la mejor y eso implica que la página muestre el contenido adecuado a la oferta, carguen en menos de tres segundo y las llamadas a la acción sean claras.

Si sigues estás recomendaciones, ganarás en SEO ya que ofreces contenido útil y relevante con una experiencia positiva para las personas. En el SEM disminuirás el CPC y CPA.

Posición del contenido:

El lugar que ocupará el enlace en los resultados de búsqueda con el SEO no depende 100% de ti, en gran parte depende del motor de búsquedas.

Ahora si logras optimizar tu contenido web, seguir las buenas prácticas que recomiendan y hayas logrado escalar a las primeras posiciones, moverte de ahí es casi imposible. A no ser que cambie algo en el algoritmo.

Con los anuncios pagos del SEM, determinar qué posición ocuparán tus enlaces depende en medida de tu inversión. Mientras estés dispuesto a pagar más por las primeras ubicaciones, mayor será tu exposición ahí.

Resultados:

Esto también sucede lo mismo que con visibilidad, en el SEM los resultados son casi inmediatos desde el momento que se activan las campañas y en el SEO debemos pensar en el medio y largo plazo.

Con el SEM debemos concentrarnos en llegar en personas que ya están avanzadas en su recorrido de compra, es decir, se encuentran en la etapa de decisión. Aquí las personas están más animadas a comprar.

En tanto que en SEO podemos encontrar personas que están explorando o en un proceso de investigación para considerar algunas alternativas. Lo adecuado sería educarlas para aumentar su confianza en tu marca y mostrarte como un experto en el rubro.

Costos:

El costo lo tienes si llegas a contratar a un profesional SEO que te ayude a gestionar tu contenido web y optimizarlo para el posicionamiento. En tanto que el gasto por el medio suele ser nulo ya que no pagas para que muestre tus enlaces.

Si vas a contratar un profesional, este debe tener conocimiento sobre estructura web, funcionamiento el algoritmo de Google y generación de contenido.

En el caso que desees llevar a cabo tu estrategia SEO vos mismo, puede tomar como costo los cursos, recursos o consultorías que podrías tomar para aprender la técnica.

Con el SEM no solo se paga a un profesional que se encargue de gestionar y optimizar las campañas. También se invierte una cantidad de dinero para que tu contenido llegue a usuarios interesados en ello.

Mientras continúe la inversión, las campañas SEM también lo harán. En SEO no pagas por los usuarios que entren en tu página, pero con el SEM sí.

Contenido:

Con el SEO el contenido no solo debe ser en cantidad, también tiene que ser de buena calidad. Evita copiar o generar un contenido que provoque una experiencia poco agradable a las personas (por ejemplo: ventanas emergentes o anuncios invasivos) si no lo haces es probable que Google te penalice.

La cantidad de veces que uses la palabra clave en un contenido también debe ser limitada ya que, si te excedes, también te pueden penalizar. Escribe contenido entretenido, útil y relevante para tu buyer persona.

En el SEM lo importante es la acción, por lo que tu texto, botones o imágenes y videos deben incentivar el clic.

Verás que los anuncios tienen diferentes estilos, palabras o imágenes para probar cual es la mejor combinación que guarda más relación con el contenido y lo que el potencial comprador quiere.

SEO o SEM, ¿qué es mejor?

La respuesta es: COMBINA.

Ambas estrategias guardan relación entre ellas, se basan en palabras clave para activar su interacción, función o propósito.

Lo que a mi me ha funcionado y quizás a ti también, es pensar al SEM como la parte estratégica y análisis de la situación para establecer:

  • Las palabras clave que voy a utilizar tanto para la activación de los anuncios en las búsquedas como para la creación del contenido.
  • Investigar el nivel de competencia.
  • Estudiar la competencia y su posicionamiento.
  • Cómo escriben sus anuncios y las páginas de destino.
  • Crear mi propias campañas de anuncios.

Una vez que ya tengo lo de arriba, utilizo esa investigación desarrollada sobre las palabras clave para la creación del contenido que me servirá para mejor mi posicionamiento orgánico aplicando técnicas SEO:

  • Investigo que buscan las personas con respecto a las palabras clave seleccionadas.
  • Escribo los artículos en el blog.
  • Creo el contenido que más tardes publicaré en Facebook, Instagram, Twitter y LinkedIn.
  • Grabo podcast y videos.

El SEO y el SEM son herramientas y técnicas importantes para todo negocio que desea vender sus productos o servicios en Internet.

Separadas tienen sus beneficios y no necesitan de una de otra. Ahora si las combinas, tu estrategia de marketing será imbatible.

Descarga la guía SEO para mejorar tu posicionamiento en Google

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *